New member

Ya casi estábamos frustrados pero decidimos ir al último lugar que teníamos pensado para mudarnos juntos, ya habíamos ido a dos de ellos, solo bastaba quedarnos viendo con disimulo para acordar en nuestro desagrado por el lugar y así seguimos hasta que por arte de magia o tal vez el destino puso lo mejor para lo último. Así fue como conocimos a nuestro perrito; si habíamos planeado comprar un cachorro pero si me hubiesen dicho que ese día lo conoceríamos quizás algo de comer le habríamos llevado.

 

Viajamos casi más de veinte minutos para ver la última opción de apartamentos. Cuando al fin llegamos pasamos rápidamente al lado de una casita de madera casi improvisada llena con muchos cachorros y mucho ruido canino; sin embargo, eran ladridos tan finos y tiernos que claramente se podían suponer que provenían de hocicos de no más de dos meses de edad. Pasamos directamente a ver el apartamento que hasta ese momento era lo que más nos interesaba no sé si el sintió lo mismo que yo pero estoy seguro que también abra pasado por tu cabeza la idea de que ahí podría estar nuestro anhelado cachorro. Creo que en algún momento comentamos en voz baja que nos parecían lindos. Solo me pregunté que por si casualidad estaban a la venta y lo más probable era que si pero a lo que llegamos fue a ver el único apartamento disponible así que el encargado nos dirigió hacia el lugar y simplemente nos gustó mucho ya que era justo lo que buscábamos aunque yo podría decir que es más de lo que esperábamos. Después de todos los detalles, ver que tan fresco, calmo, natural y relajante el apartamento era. Intercambiamos opiniones y preguntas. Parecía que era el final de nuestra visita (que esta vez podía ver en su mirada su agrado por el lugar y hasta pude ver en su rostro la alegría de solo pensar que ese sería nuestro nido de amor).

 

Nos acercábamos más al lugar por donde habíamos entrado y sabía que de nuestra mente no se había borrado el hecho de ver aquellos cachorritos preciosos así que le cuchichié:

 

— ¿Sera que están a la venta?

Respondió

— Pregunta

Yo

— Pregúntale vos

El

— Me da pena. 

 

No podía dejarlo por alto y pregunté. Fue tan precioso saber que eran diez de ellos y que estaban en adopción. Volvimos a pasar y esta vez nos detuvimos, jugamos con ellos, cargamos a unos cuantos y se nos llenó el corazón de ternura. También nos dio tristeza saber que todos ya estaban adoptados, al menos eso fue lo que nos dijo el señor arrendador, luego comento que eran de su prima que vive en la casa justo a la par de la hasta entonces casa de nuestro futuro cachorro. Tenía que darme cuenta si en realidad no había un hijo de cuatro patas para este par de locos enamorados.

 

Doña Carol muy amable y amigable nos llevó nuevamente al pequeño establo mostrándonos a cada uno de ellos. Describiéndolos a cada uno con sus actitudes, mañas, bandidencias, locuras y travesuras como toda una madre habla de sus hijos.

Pudimos notar que estaba literalmente loca por ellos y por ende quería lo mejor.

 

Tuvo que haber sido ese semblante de tristeza y la ilusión que nos daba tener a los cachorritos en nuestras manos lo que hizo a Doña Carol revelarnos en verdad cuatro de ellos no estaban adoptados. Imagino que decía eso para poder analizar a las personas y después decidir si serian buenos amigos de sus hijos caninos. Entre ellos estaba uno particular que parecía tranquilo, perezoso, sin ladrar mucho y que parecía un tanto triste. Por su color canela que combinaba perfectamente con sus ojos verdes y su esponjosa pansa dorada con destellos blancos. Era muy bien parecido y el único diferente. Hasta ya se me parecía raro que Pacheco no le sacara una foto con su celular pero esta vez fue más que una fotografía lo que era señal que estaba encantado con el perrito tonto o más que yo. Descubriendo por Doña Carol que ese perrito canela era el favorito de sus hijas y el elegido para ser el miembro más pequeño de su ya numerosa familia de mascotas. 

 

Parecía que cada vez ganábamos su confianza, hasta que nos dijo que el perrito podía ser nuestro con la única condición de amarlo como un hermanito y cuidarlo mucho. A lo que no pusimos ninguna objeción. Nos despedimos del hasta ahora conocido Canelo esperando verlo al siguiente día ya que no podíamos esperar más para ponerle sus vacunas necesarias para llevarlo con nosotros. En nuestro camino de regreso nos parecía mentira que habíamos encontrado lo que más esperábamos en el lugar que menos esperábamos. Tome su mano durante casi todo el camino de regreso y solo podíamos comentar que tan hermoso fueron esos más de treinta minutos en ese lugar. Fue tanta la emoción que para poder ir a verlo por la mañana siguiente tuve que reportarme enfermo al trabajo y ausentarme más de cinco horas. Él también se escapó con la excusa de realizar una tarea universitaria, todo eso había causado nuestro hijo de cuatro patas a tan solo un día de conocerlo. Aunque, tuvimos que pasar dos días más con las ganas inmensas de ser oficialmente los padre del “Canelo” esos días nos sirvieron para pensar en su nombre ni con la ayuda de Internet pudimos llegar a un nombre que nos gustara lo suficiente, pensamos en Raúl, Valentino, Ramón, Aquiles y muchos otros que también fueron sugeridos por amigos de las redes sociales. Hasta que por fin llego un nombre tierno, simple y que nos hacía pensar en sus pequeñez e inocencia cada vez que lo pronunciábamos. Repetimos varias veces ¡Juanito! ¡Juanito! y nos pareció perfecto.

 

Personalmente me gusta el nombre porque refleja su belleza a pesar del hecho de que no es de raza, ni nos costó siento de dólares, nos enseñó que se puede ser bello por lo que se despierta en los demás y no por tener un precio alto o venir de una raza extranjera. Hasta el momento solo sabemos que es hijo de una perra callejera rescatada por Doña Carol que la llamo Carreta, la verdad no nos importa de dónde ni de quien vino, solo nos importa cómo y con quien esta. Con nosotros.

 

Hemos mencionado a Doña Carol varias veces y creo que es justo darle el mérito que merece por tan linda labor que hace trabaja desde ya hace varios años con la organización Casa Hogar Lucito ubicada en la ciudad de Masaya se aseguran de brindar techo, comida y muy buenos dueños a los animales abandonados, maltratados o expuestos al peligro de las calles. Merece tener un par de minutos de su atención para ver que se está haciendo en esta organización y mejor aún si te apasiona adoptar a un cachorro y darle mucho amor aquí podría estar tu Juanito travieso.

 

Les comparto el enlace de Organización Nicaragüense Ambiental donde pueden estar al tanto y de ayudar directamente a la casa hogar Lucito que está ubicada en Masaya:

 

https://www.facebook.com/OrgNicAmb/info/?tab=overview

 

Esperamos les haya servido de algo nuestra experiencia.

 

Saludos cordiales

 

Atte. Jackson Calero.

Juanito

Juanito 1

Juanito 2

Juanito 3

Juanito 4

Juanito 5

Juanito 6

Juanito 7

Juanito 8

Juanito 9

Juanito 10

Juanito 11

Juanito 12

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Karoll Regina dice:

    Hola chicos soy Doña Karol el personaje antes descrito , antes que nada quiero que sepan que estos jóvenes fueron y son unos Ángeles , desde que hablaron conmigo para adoptar a Juanito pude ver que seres tan noblez y llenos de amor estaban, por eso decidí darles a Juanito quien ya habíamos decidido fuese un miembro más de nuestra familia .
    Les agradezco de corazón el amor con que introdujeron a Juanito en sus vidas, les agradesco su amistad sobretodo y le pido a Dios que los cuide y proteja ya que en estos tiempos personas tan noblez y verdaderas no se encuentran y menos chicos jovenes .
    Les deseo éxito en sus vidas y en sus proyectos yo les recordare siempre con mucho cariño y siempre tienen mi casa y mi amistad cuando lo necesiten.
    Karol—-Carol

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s